Skip to content

¿Dónde está mi infancia?

21 noviembre 2010

Estos días he estado pensando mucho acerca de la infancia en general, particularmente a partir de esa edad en la que crees que eres feliz, que los problemas que existen son meras cosas y que todo lo que te rodea no cambia. Se está poniendo de moda volver a ver series de dibujos animados o escuchar sus canciones, y supongo que no importa de qué generación seas que siempre las vas a recordar. Eso me hace pensar en que hubo mucho tiempo que no existían dichas series, no existía la TV, pero sí los libros y los relatos orales, canciones populares, etc. Cada uno puede recordar su infancia como quiere. Nos acercamos a fechas navideñas donde la gente acostumbra a ser más feliz o a intentar serlo, y sobretodo para los niños que lo viven muy inocentemente y disfrutan lo que para ellos es la magia. Cada cultura tendrá sus fechas de celebración en el que se regalan cosas. Pero todo aquello que va destinado al público infantil viene de un filtro adulto, los dibujos los hace gente adulta, los dobladores son gente adulta, los que inventan cuentos fueron gente adulta. Entonces ¿qué es ser un infante?

Desde que tenemos unos 5 años hasta los 10 o quizás más, en esta sociedad en la que la gente que lee este tipo de blogs y tiene internet en casa o en un local cercano, celebramos cada vez más la navidad de igual manera, y vemos los mismos dibujos y acabamos recordando casi lo mismo vivas donde vivas del mundo. Me cuesta pensar en esos adultos que de una manera u otra se comunicaban con nosotros haciéndonos ver que eran muy felices y que así sería siempre pero que en realidad, por ejemplo, el que iba a doblar tu serie de dibujos favorita, el día que lo hizo, quizás esa persona  pensaba en matar, en porno, en emborracharse, en drogarse o cosas así, en que la vida es una mierda y que no le gusta de lo que trabaja por qué cree que cobra muy poco y sencillamente odia a los niños, igual que la cajera de los grandes almacenes de juguetes o el rey mago o Santa Claus disfrazado, que era alguien que no tenía empleo y solo le quedaba falsear una sonrisa y buenas intenciones para alguien que realmente SÍ creía en la magia y la felicidad, nosotros los ex-niños.

Luego llega el día en que te haces mayor, de repente te cuentan que muchas de las cosas que te vendían como real eran totalmente falsas, que detrás de aquello había todo un negocio. Que a miles de kilómetros de donde tu madre compraba un balón de fútbol o una muñeca, había otros niños perdiendo su infancia fabricándolo para ti, y nadie te contaba esa parte de la vida. Luego los adultos eran capaces de quejarse sobre su sueldo y situación. ?Y no es la mentira de la infancia una triste metáfora de la vida de la sociedad actual, en el que constantemente nos venden cosas materiales para complacer a las partes intangibles como la felicidad, la libertad o el amor?

No sé expresar qué tipo de sentimiento acecha dentro de mi al pensar en todo esto, me siento en parte un hipócrita, a la vez que triste y recordando las partes felices me hacen de nuevo feliz, aún sabiendo que es mentira. Pero otra vez, todos lo sabéis y de alguna manera u otra esquiváis el ataque en el que os dicen que todo lo vivido en tu infancia era una gran mentira, que quizás tus padres delante de ti te daban unas ilusiones de alguien mágico que arreglaba el mundo por la gente que se comportaba bien y tu no tenias que preocuparte de los pobres pues sabias que si se habían portado bien serian recompensados por ello, y luego esos padres paseando por la calle contigo y un mendigo se acerca a pedir una moneda te apartan de él como si te fuera a matar.

No pretendo deprimir a nadie por lo que explico, aunque se que puede provocar a momentos esa sensación, pero es algo de lo que mi interior necesitaba compartir con el resto de esta hipócrita sociedad del que yo soy miembro. Dibujos, juguetes, cuentos, canciones… todo aquello nos vendía felicidad, nos prometía felicidad eterna y recompensación por el buen comportamiento, y yo me pregunto ¿dónde está el fruto de mi infancia?

Ahora solo nos queda seguir adelante con esta sociedad sabiendo que nos vamos a auto-engañar hasta morir y mentir a nuestros futuros hijos, nietos o seres de la infancia. Juguetes corruptos, dibujos falsos, cuentos irreales, mentira tras mentira. La típica comparación de ponernos un caramelo delante y no nos lo dejan probar, a nosotros nos metieron esa ilusión en el cuerpo y un día de repente desaparece el mundo que tenías dentro de ti para convertirse en un infierno de la lucha por ser el mejor en todo, tener lo mejor de todo y demostrar constantemente lo que no quieres ser pero debes ser. Habrá quien lo haga más y quien lo haga menos, pero todos formamos parte de ese mismo saco.

Me gustaría romper de una vez ese saco y dejar de mentirnos. ¿A caso es tan triste nuestra existencia que constantemente inventamos falsas ilusiones para complacernos por nada? ¿Qué absurdidad es esa? No culpo a nadie por querer ser feliz y no querer pensar en niños muriéndose de hambre en África mientras uno come pollo asado o un buen caldo caliente, o que sabes que vas a recibir regalos mientras otros recibirán (si así fuera el caso) un médico que les dirá que tienen el SIDA y que morirán pronto. De verdad, no os culpo y no me culpo por querer creer en aquello que me educaron de pequeño, como todos hacemos, pero ser consciente de la realidad es lo que seguramente nos haría evolucionar y cambiar muchas situaciones pero que de una forma u otra tapamos para que lo hagan los demás y que llevamos haciendo desde hace centenares de años.

Todo afecta, el respeto por la vida, la naturaleza, el bien y el mal, a tu raza, la humildad, los principios, los ancianos y la infancia. Nada se escapa de esta trampa que cada día se hace más compleja, y he de confesar algo, escribir esto no me ha sido fácil, después de minutos de llanto y pensamientos horribles, de no querer entristecer a conocidos, del dolor que siento en el corazón cada vez que tecleo una letra sabiendo lo que soy y lo que me rodea. Es el post más difícil que he tenido que escribir, soy muy sincero con esto y os pido perdón. Os deseo un feliz reencuentro con vosotros mismos y que la humanidad pueda encontrarse algún día andando juntos en el mismo camino de ese respeto, sin importar el país, la cultura y el color que seas.

P.D: Como veréis la imágenes no corresponden demasiado con el contenido de los párrafos que van seguidos como de costumbre, pero no hay imagen posible para reflejar lo expuesto, así que he decidido por poner estas que creo que te pueden hacer reflexionar si las miras y sobretodo si intentas reproducir lo que ves aquí en la realidad.

Anuncios

Tú también eres un animal

9 octubre 2010

Cuando hablamos de proteger a un animal en éste blog, no sólo se viene a referir a los animales en peligro de extinción, a los toros (tema muy polémico este último año, aunque siempre ha estado presente) o a los animales que las personas omnívoras comen; no, sinó que también nos referimos a los animales de compañía. Vengo a hablar de los perros y gatos (que es lo más generalizado, o dicho de otra manera, las mascotas que más suele tener la gente).

Olvida todo lo que he puedo en el párrafo de arriba y ponte en situación: Imagina que te has quedado en la calle porque has olvidado las llaves de tu casa, no sabes ningún número de teléfono y no conoces a nadie. Imagina tener miedo constantemente. Imagina que es invierno y que tu única protección sea una caja de cartón o dormir debajo de un coche. Imagina que te violan y tienes que parir X hijos cada cierto corto período de tiempo obligatoriamente. Imagina que estás enfermo y no puedes hacer absolutamente nada aparte de sufrir. Imagina que te atropella un coche, te rompes una pierna y tienes que vivir con el dolor. Imagina que estás muriéndote de hambre y tu única comida sea la basura. Imagina que tienes mucha sed y no puedes beber. Imagina no tener a nadie que te quiera. Imagina que tu familia te hace bajar del coche en una gasolinera o en medio de la carretera, y tú sin entender nada, ves que se vuelven a meter en el coche y se marchan. ¿A que no es una estampa agradable? Pues… ¡¡tachán!! Así es la vida de un animal a partir de que alguien sin corazón alguno decide abandonar un perro o gato.

Esto no es lo triste; lo triste es que España está entre los primeros puestos que encabezan la lista de países con más abandono de animales de la Comunidad Europea. En España, cada día, se recogen 400 animales abandonados, por lo que implica que cada tren minutos y medio se abandona un animal. (Para ver el XXII Estudio Fundación Affinity sobre el Abandono de Animales de Compañía correspondiente al año 2009, aprieta AQUÍ). Los principales motivos de abandono, por mayor a menor cantidad, son el cambio de domicilio, las camadas indeseadas, la pérdida de interés por el animal, el comportamiento de éste, el fin de temporada de caza (en fin…), el nacimiento de un hijo o aparición de alergias.

A ver que me quede claro… ¡¿Pérdida de interés por el animal?! ¿Pero qué broma es esta? Ah, bueno, pues cuando tenga hijos y dejen de interesarme, los abandonaré en la calle, en la carretera, o lo que es peor, eso que hacen algunos desequilibrados mentales que no merecen haber nacido: los tiro por un puente o al río. Eso es lo que deberían hacer las personas que actúen así: primero, en el caso de que tengan, meterse el remordimiento de conciencia por el culo, y segundo, poner los pies en un bloque de cemento y tirarse al mar. ¿El comportamiento de éste? Claro que sí, un motivo “muy razonable” por el cual abandonarlo. No me llevo bien con mi hermano pequeño y lo dejo de patitas en la calle y que se busque la vida. Sin ir más lejos, mi gato es lo más independiente y borde que conozco, pero no por eso voy a dejarlo morir, ya sea en la calle o sacrificado. Señores, señoras, niños y niñas: un animal no siempre tiene el mismo carácter que otro, no siempre son cariñosos y adorables, o no siempre te traen las zapatillas y el periódico al sofá. Los animales no son juguetes que cuando ya no te gustan los tiras a la basura. Cada ser vivo de este planeta posee personalidad propia.

Los animales son para cuidarlos, respetarlos, y sobretodo para quererlos. ¿A caso cuando tu estás enfermo o triste, no vienen a dormir contigo o a hacerte carantoñas? ¿A caso no te produce una sensación de satisfacción cuando oyes a tu gato ronronear plácidamente? ¿A caso no te gusta esa sensación de bienestar cuando sacas a tu perro a pasear al parque, bosque o montaña y te sientes libre y más conectado con la naturaleza? Los animales de compañía interactúan con nosotros, ya sean ladrando/maullando (o el sonido que sea), jugando, e incluso calmándonos, ya que los médicos recomiendan tener un gato por su ronroneo si alguien resulta ser hiperactivo. ¿No es triste saber que con la compañía que pueden hacer estos bichos y el cariño que pueden dar, hay miles muriendo ahora mismo por estar en la calle?

Si en tu barrio, cerca de tú colegio o trabajo, sabes que hay una colonia de gatos callejeros, aquí van unos breves consejos a seguir:

– Primero, avisar a la protectora más cercana, decirle la ubicación exacta de la colonia y la cantidad de gatos, ya que los “cazarán” para esterilizarlos y llevarlos al veterinario para determinar su estado de salud. Si están heridos o enfermos, la gran mayoría de protectoras se hacen cargo de ellos hasta su recuperación, y si no es posible, lamentablemente lo sacrificarán para evitar su sufrimiento.

– Si te apetece darles de comer, hay que alimentarlos con pienso seco (es decir, nada de restos de comida humana o comida enlatada, han de ser las típicas bolas de pienso) y agua limpia, por tal de evitar malos olores y problemas de higiene y de salud, tanto nuestros como de los gatos.

– Si hay gatitos pequeños y quieres alguno, quédate con uno o ponte en contacto con gente que esté interesada en acoger con tal de evitar que se queden en la calle, se reproduzcan y hayan problemas de superpoblación felina o mueran.

– Y recordad, donde hay gatos, NO hay ratas.

– Y con los perros puedes hacer exactamente lo mismo. Puedes llamar a la protectora más cercana, los pueden curar, los puedes adoptar o si les quieres alimentar, le dais pienso únicamente.

En fin, a día de hoy hay muchísimas organizaciones, protectoras de animales y casas de acogidas, así que si estás pensándote en adoptar un animal, busca información sobre el sitio más cercano a tu casa dónde poder hacerlo y no lo dudes, seguro que es mejor que la muerte.

El valor de las cosas

1 octubre 2010

El origen del mal es el dinero. ¿Qué termina siendo el dinero? ¿Por qué la representación de ese concepto es una moneda o billete? Se supone que en esta vida hay que seguir algunos patrones como respetar a la naturaleza, trabajar para vivir, usar sólo lo necesario, ayudar al prójimo, ver por todos, respetar la vida etc. A nuestro modo de ver, esas arcaicas reglas hacían que la vida en la tierra fuera vida.

El pan ganado con el sudor sabe mejor, las noches se disfrutan más, el ánimo está mejor. Regresar a nuestras raíces es muy bueno; pero en el día de hoy nos agradaría comenzar con el tema del dinero, ver cuantos enfoques podemos reunir y continuar con el resto. Este tema lo tomo con el enfoque humano y sé que no todos los que siguen lo verán con esta perspectiva.

Los males que aquejan este mundo tienen unas raíces tan profundas como la misma historia del hombre. Me gustaría saber en que momento el dinero tomó un papel tan importante entorno a nuestras vidas. Cómo un puñado de monedas, de papeles, de joyas, obtuvieron un valor tal que llegó a destruir reinos, esclavizar gente y devastar la tierra.

¿Por qué siempre nos ocurre lo mismo? Somos los creadores del concepto, pero después de un breve momento el concepto termina por dominarnos a nosotros. Partimos del punto de decir que somos quienes dominamos al mundo ¿no?, entonces, ¿por qué  tendríamos que seguir a otro amo? Será que comenzó como una forma de dominar a las masas y si así fue el caso, vaya si funciona.

Haciendo un recorrido a través de la historia, en cada período contamos con ejemplos valiosos, demasiado valiosos, que nos muestran como nuestra especie avanza un paso y retrocede cientos, se vuelve más sofisticado, pero depende mucho de esos instintos que tanto desprecia, entonces cae ante la tentadora oferta del dinero, un buen puñado de monedas a cambio de hacer todo aquello que no se atreve quien lo solicita.

¿Naturaleza humana? ¿A eso le podemos llamar naturaleza? Eso más bien apunta totalmente a la codicia, pero si lo revisamos más detenidamente, esa codicia no es propiamente nuestra, fue el resultado de imponernos la moneda, convertirla en algo necesario y después en algo indispensable, ya que la regla que impera en el mundo desde hace milenios se basa en que el que tiene más poderío es quien posee más dinero; por tanto regresar a una vida sencilla, se convierte en una labor titánica, por no decir imposible (muchos opinaran distinto, lo sabemos).

Hay momentos en las sociedades en que el sistema, su forma y estilo de vida, está tan corrupto que ya no existe una marcha atrás, el único remedio que queda se torna en borrarla totalmente del mapa y comenzar de cero, la misma naturaleza nos lo dice, cada especie dominante en el planeta sucumbe, cada determinado tiempo cambia la cadena alimenticia, así que paciencia compañeros pronto esta inútil especie rotará su lugar… si sobrevive.

* Este post ha sido creado por Roldan y editado por Anti-humanos.

Aún nos persiguen sus palabras

1 agosto 2010

Así es, las palabras de alguien que sabía lo que decía, que vivió hace más de 100 años en unas tierras puras, en la naturaleza, y cómo de insólito quedó al saber que todo eso lo estaba perdiendo. Hablo del jefe Seattle (y este es un resumen de la carta de respuesta a un gobernador tras informarle de su intención de comprar la tierra donde su tribu vivía):

– “¿Cómo podéis comprar el cielo?, empezó Seattle. ¿Cómo podéis poseer la lluvia y el viento? Mi madre me dijo que cada parte de esta tierra es sagrada para nuestro pueblo. Cada hoja de pino. Cada playa arenosa. Cada niebla en los bosques obscuros. Cada prado y cada zumbido de insecto. Todos son sagrados en la memoria de nuestro pueblo. Mi padre me dijo: “conozco la savia que sube por los árboles como la sangre que corre por mis venas. Somos parte de la tierra y ella es parte de nosotros. Las flores perfumadas son nuestras hermanas. El oso, el ciervo, la gran águila… ellos son nuestros hermanos. Las cumbres rocosas, las praderas, los caballos – todos pertenecen a la misma familia.”

La voz de mis antepasados me dijo: “el agua reluciente que corre por torrentes y ríos no es tan sólo agua, sino la sangre del abuelo de tu abuelo. Cada reflejo espectral de la vida de nuestro pueblo. El rumor del agua es la voz de la abuela de tu bisabuela. Los ríos son nuestros hermanos. Nos apagan la sed. Transportan nuestras canoas y alimentan nuestros hijos. Debéis tratar los ríos con la bondad con qué trataríais un hermano.”

La voz de mi abuela me dijo: “el aire es precioso. Comparte su espíritu con toda la vida que él sostiene. El viento que me dio mi primer aliento también recibió mi último suspiro. Debéis dejar tranquilos la tierra y el aire por tal que puedan continuar siendo sagrados y el humano pueda disfrutar del viento perfumado por las flores de la pradera.”

Cuando el último hombre rojo y la última mujer roja hayan desaparecido junto con su naturaleza salvaje y su recuerdo no sea más que la sombra de una nube que atraviesa la llanura, ¿estarán aquí todavía las playas y los bosques? Me quedará nada del espíritu de mi pueblo? Mis antepasados me dijeron: “Esto es el que sabemos: la tierra no nos pertenece. Nosotros pertenecemos a la tierra.”

La portada de un libro donde se recoge parte de dicha carta con ilustraciones preciosas que podéis ver aquí.

La voz de mi abuelo me dijo: “enseña a tus hijos aquello que te han enseñado. La tierra es nuestra madre. Todo lo que acontece en tierra, acontece en todos los hijos de la tierra.”

Escucháis mi voz y la voz de mis antepasados, dijo el caudillo Seattle. El destino de vuestro pueblo es un misterio para nosotros. ¿Qué pasará cuando todos los bisontes hayan muerto y los caballos salvajes domesticados? ¿Qué pasará cuando los rincones más secretos del bosque estén plenos del olor de muchos humanos? ¿Qué pasará cuando la visión de los hermosos cerros esté enturbiada por la presencia de innumerables hilos hablantes? ¿Dónde estará el bosque espeso? Desaparecido. ¿Dónde será el águila? Desaparecida!

¿Y qué pasará cuando digamos adiós al potro veloz y a la cacería? Será el final de la vida y el comienzo de la supervivencia. Esto es lo que sabemos: todas las cosas están relacionadas como la sangre que nos une. Nosotros no hemos tejido la red de la vida, somos tan sólo un hilo. Todo aquello que hagamos a esta red, nos lo hacemos a nosotros mismos. Amemos esta tierra como un recién nacido ama el latido del corazón de su madre. Si os vendemos a nuestra tierra, tened cura como nosotros hemos tenido.

Guardáis a la memoria el recuerdo de la tierra tal y como era cuando la recibisteis. Conservad la tierra y el aire y los ríos para los hijos de vuestros hijos, y amadla cómo nosotros la hemos amado.” – Fin.

Mientras lo he releído no he podido evitar llorar pensando en el constante dolor que hacemos a la naturaleza, es más que terrible, y las palabras de esta persona nos persiguen ahora más que nunca, pero, ¿quién habla de estos personajes en la escuela? Nadie, y así no nos educamos como ellos lo estaban y sin necesidad de escuela, eran una tribu, una familia, eran naturaleza.

Cómo pensar

14 julio 2010

La gente (en general) no piensa, es un problema que muchas personas tienen. Hay gente que cree pensar, pero no lo hace, pues lo que hace es imitar un pensamiento y una acción de otra persona y así hasta encajar tantas personas que acaban siendo una misma. O sea, son copias de copias, y esa gente NO piensa. Ellos solo viven en este estado falso de conciencia. Yo no voy a decir a nadie qué pensar, pero si me gustaría decir cómo empezar a pensar por uno mismo. Lo sé, suena paradójico e irónico que alguien que pretenda que pienses por ti mismo y con las más mínimas influencias posibles, pues ya te estoy influenciando, pero seamos sinceros, todo tiene un límite, no nos podemos aislar en una burbuja y no percibir nada de nadie, acabarías allí mismo, o sea no pensando nada.

Es complicado esto de pensar por uno mismo, a veces se siente la necesidad de no pensar, pues ello requiere un nivel de responsabilidad muy grande, vas a tener que ser consecuente en tus futuros o recientes principios, vas a tener que decidir sin miedo a nada, con tu verdad por delante siempre. Así que estás a tiempo de decidir si quieres empezar a ser alguien o serlo un poco más. Por supuesto hay diferentes grados de pensamiento propio.

Primero debería explicar esto de las influencias: un ser vivo al nacer está expuesto a cantidades incontables de influencias de todo tipo, en el caso de los seres humanos son especiales, pues tenemos la capacidad (no diré si buena o mala) de asimilar mejor según que influencias, de recordarlas e incluso de interpretarlas. Pero hemos cogido una mala costumbre, la de ser esponjas de pensamientos e influencias y no esforzarnos a replantearlas y tampoco a buscar de nuevas con nuestros propios medios, algo francamente triste. En sí no hay límite, pero si tenemos que poner uno, digamos que las influencias inevitables (como la educación que recibes de tus padres de pequeño, el medioambiente y un largo etc.) son aquellas que siempre estarán ahí y no se puede luchar contra ellas, pero las demás son donde acaba el imaginado límite. Y de éstas últimas voy a hablar.

¿Entonces cómo aprovechar estas influencias? Bien, fíjate que la gente que no piensa puede saber mucho de las cosas, pero eso demuestra más lo que digo, no importa que tengas 3 carreras de historia, filosofía y filología o que seas un gran matemático, de verdad que estas cosas no ayudan, más bien hacen empeorar tu capacidad para construir tu propia personalidad, adquirir tanta información no es bueno y más si estás cegado pensando que todo aquello que leas, veas o escuches de según qué gente es lo que te hace ser a ti único. Una de las cosas más importantes que debes empezar a aplicar es esta sencilla premisa: no debes demostrar a nadie que tienes o no personalidad excepto a ti mismo.

En una conversación “normal” sobre un tema concreto hay mucha gente que siempre está basando su opinión en lo que dijo fulanito de tal en no sé qué libro o en no sé qué época o los que nunca saben qué decir por qué les da igual, que opinan lo que digan los demás, ahí los dos extremos del no-pensamiento.

Por fin, ¿cómo pensar? Vale, lógicamente no tienes prohibido leer y escuchar al resto de humanos, pero lo que tienes que hacer es intentar borrar tus ideas básicas de lo que para ti es la vida en general y lo que ello significa (religión, muerte, perfección, amor, naturaleza… etc.) y empezar de nuevo. Algo, posiblemente lo más importante, es OBSERVAR, observa todo, te guste o no, sea cuál sea la sensación que te provoque, buena, mala, preciosa, asquerosa y tantas más, y busca por ti mismo el por qué sucede eso en vez de darle una explicación rápida y poco razonada. Con el simple hecho de observar la naturaleza te darás cuenta del por qué de muchos comportamientos y si tienes que escuchar a alguien para aprender y fundamentar tus opiniones, habla con ancianos y gente desconocida, deja los libros para lo último y darte cuenta de que llegas a la misma conclusión que grandes filósofos y pensadores de hace miles de años.

Si descubres una nueva afición pregunta a alguien de la calle qué hacer para practicarla, pero antes prueba y equivócate, pero nunca pares ni te rindas. No habrá un final para los descubrimientos y tu personalidad, siempre hay cosas nuevas y con las que pensar qué posición y opinión debes tener, pero de nuevo te lo digo, por tu cuenta. Realmente tenemos que empezar todos a abrir los ojos de una vez, más y más, y de forma metafórica nuestra mente también, pues ella va a filtrar todo aquello que percibas del exterior, no te dijes ningún objetivo para todo, de verdad disfruta con lo que haces, evoluciona y adapta tus ideas a lo que vaya sucediendo, todo tu alrededor va cambiando y no puedes esperar que cambie a tu gusto o que te dejen caer qué hacer en según qué situaciones.Cada persona, si viera las cosas respirando tranquilamente y sin estar a la defensiva, es posible que llegaran a conclusiones muy similares en muchos temas, pero esa ofuscación y esa comodidad estúpida que aplican tantos humanos no es un bien productivo para nosotros y aún menos para la naturaleza. Estoy harto tener que discutir con gente que habla y habla y no dice nada, y lo peor es que ya sabes qué dirán por qué hace dos minutos has hablado con otra físicamente muy diferente pero mentalmente igual.

Como veis no os he dicho qué pensar, ahí llegaréis si queréis algún momento, sólo tenéis que empezar a ser vosotros mismos y dejar atrás esa gente que te ha dicho qué tienes que pensar por qué así te prometen ser mejor persona y futuras cosas inexistentes, la sociedad es terrible en este sentido, no te dejes controlar, busca significado a la libertad y deja de hablar de ella como si de algo absurdo se tratara. Además me interesa mucho que comentéis para que me contéis vuestras experiencias personales en estos terrenos, hay que dar ejemplo y me gusta leer a gente que no conozco de nada y que puede aportar mucho más que cualquier humano conocido socialmente.

Bon cop de falç

5 julio 2010

(O, en su versión anti-separatista “Buen Golpe de Hoz”)

Hoy vamos a hablar de una situación particular, que sucede en un sitio no muy lejano. Hay un lugar donde sus habitantes son maltratados sin motivos reales por todos los pueblos que lo rodean. Hay un lugar donde sus habitantes son criticados por defenderse. Hay un lugar donde sus habitantes, a pesar de ayudar a los otros pueblos en situaciones de desamparo, reciben golpes y críticas como recompensa.

Imaginemos la siguiente situación: un piso de estudiantes cuyos integrantes pagan un alquiler fijo cada mes entre todos. Uno de ellos cobra más que los demás, a pesar que los impuestos se llevan gran parte de su sueldo; por lo tanto, los demás consideran que él es quien tiene que pagar más. Y él paga religiosamente, sin, por ahora, quejarse. El resto de los compañeros de piso, pero, le hacen la vida imposible. En lugar de hacerle su estancia placentera, sólo se meten con él y le urgen para que los siga manteniendo. Así pues, este estudiante tiene en la cabeza irse a vivir con otros estudiantes, o dar el gran paso e ir a vivir solo, pues su sueldo se lo permitiría con cierta facilidad, sin necesitar la ayuda de nadie. A pesar de ello, sabe que cuando les plantee mudarse a sus compañeros, estos se lo van a poner muy difícil, y lo putearán hasta que no les queden fuerzas.

¿Y la comunidad de vecinos? ¿Los testigos de todo lo que sucede? ¿Qué pasa con los medios?

Pues la comunidad no se queda corta, y en lugar de defender o ayudar al chico, incita a los demás para seguir vejándolo.

¡Bienvenido a Catalunya!

Medios de comunicación cómo: Intereconomía, TeleMadrid, Veo7, PopularTV, gente de Antena 3 y Telecinco, COPE, esRadio, La Razón, El Mundo, Libertad Digital, ABC, Marca y AS.

Todos estos medios tienen un objetivo común: mostrar a toda ESPAÑA lo horriblemente monstruosos que somos los catalanes, obviamente no teniendo PUTA IDEA de quién son los catalanes o qué es Catalunya. Pero, teniendo en cuenta que nos gobierna un partido de “centro-izquierda” no queremos ni pensar cuando los fachas recuperen su poder.

Federico Jiménez Losantos, posiblemente es el "periodista" que más representa a los fachas de esos medios de comunicación.

Los catalanes son, según estos “periodistas”, maltratadores de niños, fascitas, separatistas, terroristas, e incapaces de hablar en castellano. Incluso comparándonos con nazis. Bien, esperamos que te percates del idioma en que está escrito este post, chat@. Curioso es que nos tachen de fascistas cuando hay programas al alcance de todo el mundo elogiando el franquismo, los “años dorados de España”, y donde se quiere erradicar nuestra esencia. ¿Qué coño os cuesta dejarnos en paz?

Si tanto nos odiáis, si tan cabrones somos, si somos criminales come-niños, ¿por qué queréis que formemos parte de vuestro puñetero país? Haceos y hacednos un favor, dejad que nos vayamos. Vuestro odio retro-alimentado sólo os joderá a vosotros, porque por lo visto, da gusto odiarnos, ¿no?

Desde este blog queremos esclarecer que nuestro objetivo es criticar lo malo del ser humano, así que no creas que se nos ha ido la olla con una tendencia política que no representa a la totalidad de sus miembros, con este post ratificamos aquello que venimos diciendo: sobran humanos.

Y desde aquí defenderemos siempre nuestras raíces y nuestra tierra.

Imágenes de la manifestación del sábado 10 de julio en Barcelona:

VISCA CATALUNYA!

(Éste post ha sido también editado por Aquilonianfox a medias con Rogaveowl)

Conclusiones necesarias

11 junio 2010

Bien, ha llegado la hora de algunas conclusiones. Este blog empezó no hace ni un año, en septiembre del 2009, y se han publicado varios posts de distintos temas, algunos más aceptados y otros más criticados, pero de eso se trata, de crear polémica y hablar claramente, sin tapujos ni censuras, de todos los temas posibles relacionados con los humanos, gusten o no.

La primera impresión que tenemos es la de haber cumplido los objetivos en cuanto a polémica pero no a la de publicar suficientes posts. Quiero que este post en concreto sirva, de paso, para aclarar (de nuevo) que este blog llamándose anti-humanos no significa que deseemos la muerte de la humanidad o algo semejante, sino su arreglo. Se llama así por el inconformismo que tenemos ante la actual humanidad en general, no podemos hablar de cada individuo, resultaría imposible. Por eso mismo hablamos con tanta sinceridad y de manera tan sumamente directa.

No somos científicos  ni filósofos, ni lo queremos ser. Con esto quiero decir que no pretendemos imponer ninguna verdad, simplemente contamos nuestra verdad, y creemos tanto en ella que parece que os la queramos imponer, y no es así, repito, somos gente de principios muy claros, con ganas de difundirlos y que se sepa que existe gente como nosotros. Nuestras ideas chocan, y algunas demasiado para algunas mentes, pero no importa, cuanto más impacte una acción más grabada en la memoria se quedará, así que en parte es mejor que ponerse a contar lo que los demás dicen y que todos sabemos de sobradamente sobre la humanidad, partimos de otra base, la otra está superada. Posiblemente somos gente con la mente más abierta que se pueda esperar en muchos sentidos, hemos tenido que ver de todo y pasar por mil y una situaciones que nos han llevado aquí, y esperamos pasar mil y dos más cada año para acercar nuestra mente al entendimiento total y absoluto de la Tierra y su naturaleza. Somos gente que juega con el humor y la seriedad, todo en su justa medida.

Por nuestra parte esperamos mejorar nuestra manera de expresarnos para hacerlo entendible a la mayoría de la gente, aunque con ciertas mentes no podemos competir, son realmente muros impenetrables en los que la expansión del conocimiento no tiene cabida en ellas, ellos se lo pierden y ellos se lo encontraran.  Un ejercicio muy bueno es intentar ponerse en la piel de los demás, y como más diferentes a ti sean mejor. Haz el ejercicio de intentar averiguar el por qué esa persona es como es e intentar comprenderla, no digo que compartas la idea, pero comprende que existen tantas y tan variopintas maneras de pensar y hacer en este mundo, que no puedes atraparte en el tuyo y creer que los demás van a adularte por ello, sé orgulloso de quién eres (si eres alguien aún) y avanza de verdad.

¡ADELÁNTE! Sin miedo y con la máxima sinceridad posible, siempre argumentando y dando alternativas, criticad el blog y sus posts.

Por cierto, que sepáis que pronto se publicaran más posts y que vamos a dar qué hablar.